Datos importantes sobre la adolescencia

¿Conoces la adolescencia? Voy a contarte algunos datos importantes.

En este artículo quiero desterrar mitos y dar también información veraz sobre la adolescencia para que puedas conocer un poco más esta etapa y eso, te ayude a entender más a tu hij@. No voy a aburrirte con datos técnicos o biológicos (al menos no por ahora…jejeje), sino que voy a tratar aspectos sencillos y dudas que veo en el día a día con las familias que trabajo.

Edad de la adolescencia

Suelo empezar mis talleres contando cuál es la edad de la adolescencia. Parece que todo el mundo lo sabe y, sin embargo, cuándo hago esta pregunta, las respuestas son variadas y muy poco certeras en relación a los datos que manejan los expertos.

Prepárate para abrir los ojos y leer despacito:  

  • La OMS considera la adolescencia entre los 10 años y los 19 años y juventud en el período que va de los 19 a los 25 años.
  • La SAHM (Sociedad Americana de Salud y Medicina de la Adolescencia) la sitúa entre los 10 y los 21 años.

Sí, has leído bien, prácticamente podríamos decir que 10 años, ¡¡10 años de la vida!! ¿Es o no es una etapa importante como para prestarle mucha, mucha atención?

Subetapas

Claro, en 10 años no todos los momentos son iguales ni tampoco igual de intensos (menos mal…jajaja). Además, hay que tener en cuenta el ritmo de desarrollo de cada adolescente, que varía mucho de un joven a otro. De manera general podemos dividir la adolescencia en tres fases:

  • Adolescencia inicial o preadolescencia: de los 10 a los 13-14 años. Caracterizada por el desarrollo puberal (cambios físicos y neurofisiológicos).
  • Adolescencia media: de los 14-15 a los 17 años. Yo digo que este es el meollo de la adolescencia, la parte fuerte (cuando la gente se echa las manos a la cabeza) y que se caracteriza por el proceso de identificación y confrontación.
  • Adolescencia tardía: de los 17-18 años a los 21 años. El final de la adolescencia, la vuelta al camino, es la readaptación de los valores maternos y paternos.

Diferencias individuales

Por todo esto, muchos de los expertos hablan de que la adolescencia dura entre 5 años y 5 años y medio porque se refieren a todos los años del meollo (de 2 a 3 años) y alguno de la preadolescencia más otro poquito del final. Y si esto lo cogemos de modo individual (es decir, sólo teniendo en cuenta a una persona) es posible que dure unos 5 o 6 años (anda, respira un poco🤭), pero como hay mucha variedad interindividual la franja se extiende.

Es importante tener estos datos en cuenta porque puede darse el caso de, por ejemplo, un niño de 11 años que está entrando en la preadolescencia y notamos cambios y no entendemos qué está ocurriendo, ya que creemos que aún queda lejos. O podemos tener una hija de 17 que nos parece que ya tiene que comportarse de forma madura, porque ya no es adolescente y nada más lejos de la realidad.

Cada chaval tiene un desarrollo diferente y recuerda esta información cuando percibas algunas cosas que no entiendes en tu hijo o hija. Y claro, haz músculo, porque de 5 a 10 años vas a convivir (a menos que le mandes fuera…jejeje) con esa persona que está cambiando y pasando por estas fases, cada una con peculiaridades diferentes (ya te contaré con más profundidad otro día).

Algunos mitos

Te voy a hablar de un par de mitos para desterrar algunas creencias que pueden confundirnos y hacer que se nos pasen por alto factores importantes:

  • “El desarrollo emocional del adolescente es turbulento”. No hay estudios que confirmen esta creencia. Ojo con esto! porque podemos no detectar una alteración en el estado de ánimo. Un adolescente no está siempre triste o enfadado. Su desarrollo emocional es progresivo (van ganando autocontrol, recursos, etc.), aunque asincrónico.
  • “El pensamiento del adolescente es irracional e infantil”. Pues nada, contradecimos todas las teorías sobre el desarrollo cognitivo que indican que el pensamiento abstracto se alcanza sobre los 12 años. ¿No habéis hablado con ellos y, de repente, os ha sorprendido todos los argumentos que tienen? Pues eso, que no es irracional. A veces un poco polarizado, sí (también hay adultos así, eh?), pero saben pensar muy bien. No los subestiméis.

Esto es lo que te quería contar por ahora. Tengo muchos más datos, pero si te pongo la cabeza como un bombo no vas a querer seguir leyéndome.

Recordar, es importante conocer qué sucede en estos años para estar preparado como madre o padre y poder atender esta etapa como se merece.

Si quieres, puedes dejarme un comentario sobre el contenido del post o escríbeme si te apetece que hablemos.

Español