La presencia. Una herramienta poderosa

¿Estás presente cuando estás con tus hij@s?

La presencia es una herramienta poderosa.

Es algo de lo que habrás oído hablar mucho. Ahora está más de moda, gracias al mindfullnes y a trabajar en la atención plena. Bien, la presencia, va de esto, sí, pero voy a desarrollarlo en relación a tus hij@s adolescentes.

Ell@s están con el móvil y nosotros estamos con el móvil. Además, como ell@s están una barbaridad de tiempo, pensamos que tenemos permiso para estar nosotros también mucho tiempo y con más derecho porque somos adultos.

Creemos que a ell@s no les interesa prestarnos atención y entonces nos ocupamos con un montón de cosas, ya que encima, nos ignoran. Tenemos qué hacer muchas cosas; teletrabajar, comprar, hacer la comida, la cena, las duchas, la ropa, etc. y ¿cuándo nos miramos a los ojos?

Significado de presencia

A veces no hay que mirarse, solo hay que ESTAR. ESTAR ahí, a la espera, como un jaguar atento a su presa para ir hacia ella o el perrito que está a tu lado y te acompaña. Eso es ESTAR. No hay nada más.

Y lo notan, como cuando alguien te está mirando en el metro y tú sientes su mirada clavada. Te incomoda, pero sabes que está ahí. Pues a tus hij@s adolescentes, a lo mejor les incomodas un poco, pero no sabes lo maravilloso que es para ell@s, y lo que les beneficia, el saber qué estás ahí. Presente. Expectante. Acompañante.

Es entonces cuando la presencia actúa y de repente hay apertura, oportunidad y espacio. Y la magia se produce, el otro se abre y sabe que estás ahí para él. Se abre contando una anécdota, pidiéndote un favor, haciendo una pregunta…pero si estás atento, percibirás esa apertura, esa franja por la que está entrando el aire y el otro está contigo.

¿Has sentido esto de lo que hablo con alguien? Con un amigo, con tu madre, con tu abuelo, con un compañero de trabajo con el que siempre terminas compartiendo algo, con el psicólogo, con el médico…eso es reproducible y, como casi todo en esta vida, se puede entrenar. Si lo has sentido y sabes de lo que hablo, lo vas a reconocer cuando pase y cuándo TÚ estés presente.

A mí, también me enseñaron a trabajar la presencia y lo hago cada día. Siempre puedo evolucionar y estar cada vez más presente porque es un camino sin meta, sin final. Y cuando estás ahí, os anticipo que disfrutas mucho más de lo que sucede a tu alrededor.

Formas de manifestar la presencia

¿Estás conmigo? ¿Lo sientes? Ahora, si quieres entrenarte en estar presente, voy a decirte algunas cosas que puedes hacer:

  • Apaga el móvil o déjalo en un sitio que no lo veas. Sí, es la number one. Es clave y más, si quieres hacer de modelo para que tu hijo adolescente no pase tanto tiempo con el teléfono.
  • Mantente cerca de dónde estén tus hij@s. …mientras juega a la consola, puedes mirar cómo juega. A veces si se está preparando un bocata. Otras, incluso si está con el móvil, siéntate a su lado y a ver qué pasa…
  • Cuando te esté contando algo, no hagas otras cosas a la vez. Para. Da igual. Para. Sin más. Respira. La respiración es otra gran herramienta (esto para otro día).
  • Apaga tu radio mental de…tengo que hacer la cena, tengo que decirle que recoja su cuarto, tengo que colocar la ropa, tengo que enviar este correo del trabajo. Ya sé que esto es difícil. Recuerda, se entrena. Puedes apagarla a ratitos cortitos, por ejemplo, si están merendando. Te quedas allí, tú no meriendas, da igual. Te quedas.
  • Busca pequeños momentos de presencia: antes de dormir, en el coche, en algún trayecto caminando que se repita. En esos rituales, se dan muchas oportunidades para conectar y si no estás presente se pueden escapar. En estos ratitos sube la intensidad de tu radar de presencia.

Todos estos tips no funcionan si no estás realmente presente, queriendo ver al otro, estando para el otro y sin ningún objetivo oculto, solo ESTAR AHÍ.

Español